dana

dana nació en cluj, transilvania, hace cuarenta y dos años,
y lleva siete viviendo en españa.

su negocio se dedica a vender los alimentos típicos rumanos
como el cârnații de plescoi –una salchicha ahumada deliciosa-,
cerveza en envases de plástico de dos litros y medio,
vinos tintos con nombres sanguinolentos,
o el famoso “batón de la infancia”:
una especie de chocolate falso que se inventaron para mantener a los niños
entretenidos de golosinas en épocas de dictadura.

dana en su otra vida estuvo casada
y fue policía de patrullero.
ambas cosas le apasionaban, pero tuvo que huir del país
para sobrevivir al dolor del naufragio de la primera.

ahora está en valencia
narrando desde el mostrador las maravillas de esa comida rumana
“casi libre de conservantes” y, si alguien se muestra curioso,
también la historia de los cárpatos meridionales –los cuales visita cuatro meses al año-.

dana lleva en el cuello su nombre escrito en egipcio,
también un extraño amuleto que nadie sabe qué es,
y un ángel de oro.
cree en dios,
y declara, que su metro ochenta de altura,
es tremendamente feliz.

ImagenImagen

Anuncios

respirá y comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s